sábado, 20 de octubre de 2012

CARTA DE PROPUESTAS SOCIOAMBIENTALES DE COLECTIVO TIERRA NUEVA A LOS CANDIDATOS AL MUNICIPIO DE LIMACHE

En virtud de nuestro convencimiento en que la soberanía y la autodeterminación son pilares fundamentales de toda sociedad, es que hemos planteado un diagnóstico de conflictos socioambientales recurrentes y potenciales en nuestra comuna. Este diagnóstico que aborda fundamentalmente los problemas derivados del modelo de producción agrícola  viene acompañado además de nueve propuestas. Invitamos a todos los candidatos a Concejal y a la Alcaldía a acercarse a Ferretería Casa Fort (Avd Urmeneta #68) para conocer este documento y firmar el compromiso de asumir estas propuestas en aras del desarrollo sustentable de nuestra comuna.  El documento estará disponible para ser firmado hasta el jueves 25 de Octubre.
A continuación transcribimos la carta dirigida a todos los candidatos por el Municipio de Limache.

CARTA ABIERTA A LOS CANDIDATOS AL MUNICIPIO DE LA COMUNA DE LIMACHE

Estimados Candidatos, en el diagnóstico social y económico que vuestras respectivas campañas han realizado, el reconocimiento de la actividad agrícola como una de las principales fuentes productivas es claramente un área que debe ser resguardada, potenciada y mejorada.
Desde la llamada “revolución verde” se ha impuesto progresivamente en los diversos países y comunidades campesinas un modelo productivo que se sustenta en el establecimiento de monocultivos (provocando el exterminio de biodiversidad), la sobre explotación de nuestros recursos naturales (suelo, agua) y el uso intensivo de biocidas y fertilizantes químicos. El desplazamiento y empobrecimiento de las comunidades campesinas han deteriorado el rol del agricultor perdiendo su rol societario fundamental  de producir alimento saludable para la población. El fomento a la agroindustria y al mercado exportador ha generado desiguales condiciones para la inserción en el mercado de los pequeños agricultores, quienes se han visto dependientes de un modelo productivo que fomenta la competitividad, la dependencia de los créditos entregados por aparatos estatales y lo sobre quimización de los suelos.
Los estragos de este modelo son múltiples:
·        El modelo de agricultura química no es sustentable en el tiempo ya que los suelos  no logran recuperarse debido a la intensificación de insumos derivados del petróleo que alteran negativamente los ciclos naturales de nuestra biodiversidad.
·        La dependencia de este modelo genera enclaves económicos que vuelven a la agricultura como una actividad dependiente de los niveles de producción y ofertas de mercado.
·        El desigual acceso al agua para las faenas agrícolas potencia un modelo donde el vital elemento es establecido según el código de aguas de 1980 como un objeto de mercado más, posibilitando que en Chile existan dueños de tierra sin agua y dueños de agua que no tienen tierra, por lo demás ha propiciado el monopolio sobre nuestros recursos hídricos en manos de grandes conglomerados económicos y transnacionales, donde la agroindustria es uno de los tres grandes ejes productivos que ha concentrado la propiedad sobre el agua.
·        La falta de regulación del uso de plaguicidas y fertilizantes químicos ha generado que en Chile la importación de biocidas haya aumentado en un % 469 en los últimos 20 años. Solo en el 2005 ingresaron a nuestro país 26 mil toneladas con una triste secuela de 19 muertos y 785 intoxicados. Esta cifra cada año incorpora nuevos datos de comunidades afectadas, donde todos están expuestos, desde temporeros, aplicadores, manipuladores, consumidores de hortalizas, frutas y vecinos colindantes a predios fumigados. Hoy existen abundantes estudios científicos que relacionan diversos problemas de salud, como malformaciones congénitas, anomalías cromosómicas, hidrocefalia, espina bífida, síndrome de Down, autismo, labio leporino, diversos tipos de cáncer, mal de parkinson (solo por nombrar algunos); al uso de plaguicidas. El costo humanitario y ambiental de la producción agrícola y su presencia en todo nuestro territorio ha hecho de la contaminación por biocidas el conflicto socioambiental más relevante de nuestro país, considerando además que su impacto persiste en el tiempo y en la cadena trófica afectando a toda la biodiversidad que entra en contacto con los químicos de uso agrícola.
·        Actualmente existe una precaria normativa sobre fumigaciones aéreas que no cuenta con el seguimiento efectivo de las entidades a cargo y un vacío sustancial en cuanto a fumigaciones “terrestres”. El SAG mantiene un registro de plaguicidas permitidos en nuestro país por su eficacia agronómica sin considerar su impacto a la salud, debemos señalar además que muchos de estos químicos utilizados en Chile tienen prohibición o severas restricciones en la mayoría de los países  desarrollados, muchos de los cuales al igual que el nuestro pertenecen al “selecto” grupo de naciones que conforman la OCDE.
·        Existen dos proyectos de ley que facilitarían la expansión y consumo de vegetales transgénicos en nuestro mercado interno. Estos “VGM” son verdaderas esponjas de plaguicidas que además han sido intervenidos con genes de especies de otros reinos que no pertenecen a la cadena alimentaria humana. Según los recientes estudios publicados por el Dr Eric Séralini en ratas de laboratorio, los alimentos derivados de Maíz Transgénicos y que han sido fumigados con herbicida Roundup pueden generar tumores y graves enfermedades, situación por la cual creemos de vital importancia exigir la prohibición de estos cultivos en nuestro territorio y el etiquetado de los alimentos procesados con insumos GM.

Estimados candidatos, considerando el diagnóstico anterior, les invitamos a comprometerse con los siguientes puntos:

1.     Elaborar una ordenanza ambiental que restrinja las fumigaciones considerando que toda normativa sanitaria que no resguarde el derecho Constitucional de todo ciudadano a vivir en un medio ambiente libre de contaminación es absolutamente insuficiente.

2.     Potenciar y motivar la agricultura ecológica  que prescinda de agrotóxicos y fertilizantes sintéticos a través de capacitaciones y ferias de consumo de hortalizas, frutas y verduras “limpias”.

3.     Crear una política local y afianzar alianzas estratégicos con municipios de la región.
Creación de una red participativa con base ciudadana que permita cautelar y desarrollar la política agraria local que se encuentre coordinada con los distintos actores técnicos (indap, prodesal, etc.)
Apoyar a los agricultores “convencionales” a cambiar progresivamente de modelo productivo. 
Promover la creación de dispositivos ecológicos (fertilizantes, control de plagas, etc.) y coordinaciones entre éstos con el fin de ofrecer alternativas  reales para quienes deseen cambiar de modelo productivo.
Promover la creación de una línea turística que contemple gastronomía saludable como una estrategia de mercado para quienes produzcan ecológicamente.

4.     Apoyar los proyectos de ley que pretendan eliminar del mercado los agrotóxicos de mayor peligrosidad.  Existen iniciativas parlamentarias que han tenido en la voz de los Alcaldes de algunas comunas afectadas por pesticidas (Quillota y Codegüa por nombrar algunas) un respaldo importante venido de los contextos territoriales más vulnerados por la agroindustria.

5.     Establecer políticas educativas y alimentarias que promuevan la sana nutrición.  Principalmente desde los diversos niveles escolares, en especial atención en aquellos establecimientos cuyo servicio de almuerzo es licitado.

6.     Apoyar el proyecto de ley que pretende la moratoria de los cultivos transgénicos en nuestro país y el etiquetado de los alimentos con insumos GM.  Actualmente existe una iniciativa parlamentaria presentada por la Senadora Ximena Rincón y que se encuentra en trámite parlamentario en la comisión de salud del Senado. Considerando las inciertas repercusiones sanitarias derivadas del consumo de alimentos de origen transgénico y la evidente contaminación que ya ha afectado al sector apícola, creemos de suma importancia  regular y restringir la producción de VGM y exigir el inmediato etiquetado de alimentos procesados con insumos GM.


7.     Rechazar abiertamente el proyecto de ley de obtentores vegetales  que facilitaría el registro de propiedad intelectual sobre variedades de semillas, facilitando el monopolio sobre nuestra biodiversidad y la actividad agrícola en claro perjuicio de los pequeños agricultores y comunidades campesinas.


8.     Rechazar el proyecto de bioseguridad de vegetales genéticamente modificados  que pretende liberar y expandir los cultivos transgénicos para consumo interno (actualmente Chile solo exporta semillas transgénicas).

9.     Demandar la recuperación del agua como un bien patrimonial y esencial para la vida.   Chile firmó una moción presentada  ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (28 de Julio de 2010 a través de la resolución 64/292) que declara el acceso al agua como un derecho humano fundamental, sin embargo, en nuestro país, los recursos hídricos se encuentran concentrados en los principales ejes de poder económico, la minería, el sector energético y la agroindustria, descuidando el abastecimiento domiciliario y para la producción de pequeños productores agrícolas. Creemos indispensable que nuestras autoridades asuman en su rol político la demanda por el acceso igualitario al agua, tal cual como la ONU exhorta a los Estados.


Ø Si estás de acuerdo y quieres establecer tu compromiso con nuestras propuestas, puedes firmar este documento que se encontrará disponible públicamente en Ferretería Casa Fort (Avd. Urmeneta # 68) en horario de atención desde el sábado 20 (a partir de las 13:30 hrs.) hasta el jueves 25 del presente. Esta carta de propuestas ciudadanas estará bajo el resguardo del Presidente de la Cámara de Comercio de Limache Don Mario Ortega, quien por lo demás actuará como Ministro de fe de tu compromiso con lo previamente planteado.



Yo ___________________________ candidato a _________________ asumo el compromiso de trabajar desde el Municipio para fortalecer los diversos puntos planteados en esta carta.

                       ----------------------------------
Firma                                                      

               
                                              Colectivo Socioambiental Tierra Nueva

Red Socioambiental de la 5ª región

Coordinación regional campaña nacional
Yo No Quiero Transgénicos en Chile







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nuestras publicaciones más vistas

Páginas vistas en total