domingo, 14 de octubre de 2012

Instalan vertedero de chatarra a escasos metros de colegio en Limache

El jueves 11 de octubre cerca de un centenar de estudiantes y profesores del colegio Amancay Limache se tomaron las veredas frente a su establecimiento ubicado en Avd. Eastman # 880 en protesta por lo que consideran un atropello a su derecho a educarse en un ambiente libre de contaminación.
Desde hace un par de semanas, la comunidad educativa de este colegio se ha visto forzada a presenciar como el entorno natural que rodeaba sus dependencias comienza dramática y progresivamente a alterarse.
Durante varios años estudiantes, apoderados, profesores y asistentes de la educación vigilaron cariñosamente este espacio dibujado con espinos nativos y aromos (algunos de los cuales fueron arrancados violentamente) como el vínculo diario que les recordaba que somos parte de la tierra, de una tierra que ha sabido acoger este proyecto educativo que se inserta en la comuna de Limache a poca distancia de Olmué.
El terreno colindante a escasos treinta metros del establecimiento educativo ha sido intervenido para la instalación de lo que a todas luces parece ser un depósito de chatarra.
Conversando con el Director del colegio Raúl Sepúlveda Cortés, nos enteramos de que esta acción no cuenta con permisos sanitarios ni municipales ni de ninguna entidad fiscalizadora encargada de autorizar la instalación de un vertedero de estas características, sin embargo, y a pesar de ello, retroexcavadoras y trabajadores siguen acopiando fierros oxidados, autos y camiones en condición de chatarra dejando en todos quienes se han preocupado por este tema la interrogante sobre cuales pueden ser las consecuencias sanitarias y ambientales derivadas de la acumulación cercana de metales degradados.
Tanto la dirección como profesores, estudiantes y apoderados han manifestado espontáneamente su preocupación a través de cartas de denuncia y reclamo tanto al Municipio como a diversos entes técnicos, pero a pesar de ello los "nuevos vecinos" del colegio continúan movilizando chatarra, alterando gravemente el entorno de esta comunidad educativa.
Si bien desde la Dirección del colegio no existe oposición al arriendo o venta del terreno colindante (respetando el libre ejercicio del derecho a la propiedad), así como tampoco se rechaza el establecimiento en el terreno de nuevos emprendimientos amigables con el medio ambiente, sí se denuncia enérgicamente la instalación cercana de un vertedero de Chatarra que puede generar impredecibles efectos tanto a la salud ambiental como a la integridad física y emocional de quienes están más expuestos, los niños.
No es la primera vez que en Limache se presentan situaciones como ésta que lindan en lo absurdo, recordemos la construcción de una escuela y jardín infantil en un sector de Limachito rodeado de predios fumigados, donde por lo demás ya hemos denunciado casos de intoxicación que no han sido derivados  ni notificados al consultorio local.  Al parecer los ciudadanos debemos acostumbrarnos a vivir las consecuencias de la inoperancia de las entidades fiscalizadoras, de la falta de rigurosidad de las normativas ambientales y de los vacíos históricos en la planificación urbana y su plan regulador.












No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nuestras publicaciones más vistas

Páginas vistas en total